Esta área de intervención integra través de sus programas a la familia y la comunidad como una opción para el desarrollo integral de todos los beneficiarios y su proyecto de vida. En otras palabras, la comunidad integrada por las distintas familias que la habitan, también puede ser promotora activa del cambio en su propio barrio y en las vidas de sus habitantes.

El programa de Atención Socio-Familiar contempla el proyecto de Familias Unidas para promover, mediante procesos de formación, capacitación y asesorías a las familias de los niños, niñas y jóvenes de la Fundación, la importancia del papel de la familia y de los valores de nuestra sociedad en el desarrollo de sus hijos, mitigando factores de riesgo familiar y social de las comunidades intervenidas; y a través del Plan Padrino se consiguen aportes y donaciones de las personas que sientan deseo de ayudar, para acompañar integralmente el desarrollo personal de los menores.

En el programa de Vivienda están los proyectos de Construcción de Vivienda y Mejora de Viviendas usadas como una forma se contribuir al progreso y desarrollo de la comunidad, direccionándose al mejoramiento de la calidad de vida de los niños y niñas a través del proceso de apoyo en construcción y remodelación de las viviendas, buscando de esta forma aportar al desarrollo de las familias y sus condiciones sociales.

Por último el programa de Desarrollo Comunitario apunta a que el proyecto Mi Barrio y Yo contribuya al progreso a través del mejoramiento de la infraestructura del barrio y con acciones de reciclaje, limpieza y embellecimiento.